Press "Enter" to skip to content

El 11% de todas las empresas ya optan por almacenar sus datos en la nube afirma Temel

Las tendencias de la impresión y gestión documental para el 2019

Cada minuto se envían 187 millones de e-mails, se generan 38 millones de mensajes y se realizan 3,7 millones de búsquedas en Google. Gran parte de esta información se genera en el ámbito empresarial. El 2019 se perfila como el año clave para impulsar la implantación de la nube en el tejido empresarial español afirma Temel

En muy poco tiempo, la gestión documental ha pasado de tener un peso limitado a ser uno de los pilares en los que se asienta la productividad de los empleados. La implantación de Internet como herramienta laboral ha cambiado la forma de enfrentar el trabajo y con ello, se han generado necesidades ineludibles. La digitalización de los procesos es una de las primeras. El 11% de las empresas han optado por la gestión documental en la nube, esta corriente va en aumento y será la pauta durante todo el año 2019 afirma Temel, empresa líder del sector. Las ventajas de utilizar la nube son muchas: el acceso inmediato y desde cualquier ubicación, a toda la documentación de la compañía. La búsqueda de la información más eficiente y el ahorro de tiempo para el profesional. La nube implica, además, un ahorro de costes frente a las opciones de almacenaje en papel. Los avances en el desarrollo de software y en las velocidades de conexión también han conseguido que se convierta en un primer estadio para alcanzar una mayor productividad.

El acceso multiplataforma conforma otro puntal estratégico en el recién estrenado 2019. Una plataforma en la nube debe ser accesible desde cualquier tipo de dispositivo para poder sacar el máximo provecho de la integración de herramientas y la movilidad de los empleados. Desde utilizar una tableta como caja registradora y datáfono, hasta utilizar el móvil para controlar y actualizar el stock de un almacén, todas las posibilidades de integración de herramientas pasan por una perfecta accesibilidad. La integración de herramientas, el desarrollo de software específico o la adaptación de programas ya existentes para resolver necesidades del día a día o para aprovechar todas las ventajas de tener la documentación en un sólo lugar y permanentemente accesible. Una base de datos gestionada en la nube se convierte en una herramienta mucho más potente: los cambios se actualizan al momento para todos los usuarios, que pueden disponer al instante de la información más reciente.

Finalmente hay que destacar a los entornos colaborativos: El acceso a la nube es multiusuario, lo que facilita la adopción de herramientas para fomentar el trabajo en equipo afirma el Grupo Temel. Gracias a estas soluciones, y siempre trabajando dentro del entorno privado de la compañía, los empleados tendrán la posibilidad de crear espacios de trabajo digitales desde los que gestionar proyectos colaborativamente: editar ficheros con control de versiones, comentar y registrar la información o mantenerse actualizado mediante notificaciones…

Para poder sacarle el máximo partido a este escenario hacia el que caminarán las empresas, es imprescindible la ayuda de proveedores de confianza que puedan ofrecer soluciones a medida, como el Solpheo Workplace Cloud distribuido por Temel, que proporciona un entorno digital para trabajar y acceder siempre a la información que se necesite de manera ágil, segura y controlada.

Be First to Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *